Entradas destacadas

Branding. El corazón de tu marca



Desde que comencé con el blog he estado hablando de muchas cosas y no de más, porque el tiempo es limitado y no se puede estirar, salvo utilizando otra dimensión, y a día de hoy todavía no he encontrado la formula matemática que me ayude.


Pasé de la parte filosófica que sostiene el marketing, pasando por el análisis de algunas estrategias concretas de marketing Digital.


El siguiente paso fueron los manuales orientados a los sectores hacia los que pretendo orientar mi proyecto de marketing (arte, cultura, eventos, turismo...) y las herramientas para usar con fluidez y eficacia distintas redes sociales.


Pero no ha sido hasta este momento, en el que he visto la necesidad de hablar sobre conceptos más teóricos, que son los que realmente soportan el entramado del marketing digital.


La semana pasada hablaba sobre Neuromarketing y los procesos cerebrales que acompañan a la venta y esta semana me he vuelto loca con el Branding, el corazón de tu marca ❤.


Braaaaannnnndiiiing... ¡así se lo he explicado a mi madre!


El branding es el proceso de construir una marca en toda su extensión, trazando una estrategia que defina toda la cultura que gira en torno a ella, como giran los planetas alrededor del sol.

Hay expertos que diferencian entre identidad coorporativa, refiriéndose a los aspectos visuales: logo, color, tipografía, web...

Y definen el branding o imagen de marca, como la percepción que tienen de nosotros los clientes, una apreciación que se desarrolla con el tiempo y a través de las experiencias que el usuario experimenta en relación con ella.

En cualquier caso, el branding es el corazón e tu marca y tiene que ver con las emociones y los sentimientos que transmite, Neuromarketing puro, y que quedan asociados con ella en la mente de sus usuarios o lo que ha venido a llamarse Lover-Marks.

El branding es, por tanto, el elemento clave que consigue diferenciar a tu marca entre todas las demás, su personalidad, y con ella lograr posicionarse frente a sus seguidores, convirtiéndose en un referente, perdurando en el tiempo, generando confianza y volviéndose creíble.

Por lo tanto, lo que diferencia a una marca de otra no es su producto y ni siquiera sus precios, si no su branding que, como señalaba unas líneas más arriba, abarca desde la imagen visual, nombre, logotipo, color, tipografía, hasta los valores que defiende, que deben quedar reflejados en la web, el blog o las redes sociales.

¿Tiene tu marca un corazón?


Los lover-marks. Amor de marca


Un lover-mark es una persona que una vez que se identifica con una marca la lleva a ultranza en el corazón y se convierte en su mejor embajador.


El branding es el gran responsable de convertir una marca normal en una love-mark, consiguiendo no solo seducir, si no enamorar a sus seguidores.


Con la ayuda del marketing digital las marcas ya no tienen límites para desarrollar su identidad y encontrar nuevos seguidores, pero necesita de un buen branding para conseguirlo. Distinción, originalidad y contenidos son los elementos fundamentales para crear un branding positivo, cargado de experiencias que cree lover-marks.



✅ LEGO es una love-mark, que pasa además de padres a hijos transformándola en imperecedera. Doy fe de ello porque en mi casa se ha transformado en mucho más que un juego de culto.


¡Haz memoria! Seguro que conoces muchíiiiiisimas love-marks, que te han acompañado a lo largo de tu historia.


¿A que te reconoces como un auténtico lover-mark?


Los Millennials. Consumidores 3.0


Los Millennials, los máximos exponentes de las tendencias de esta generación, valoran la estética por encima de la calidad de los productos.


Exigentes, difíciles de seducir y buscadores natos de nuevas experiencias ligadas a las marcas, los productos y la tecnología.


Los cambios se producen a una velocidad vertiginosa de tal modo que ya no se esperan, se exigen.


Esta generación viene a tener ahora cerca de 30 años, y la estética es su motor. Yo, que soy de la generación X, podría decir que comparto esta característica de los millennials, al igual que muchas otras como la capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías, salvo porque no las asumo como el eje central de nuestro ocio, si no como un medio de información y comunicación sin precedentes.


Aún así entiendo perfectamente qué es lo que emociona a una audiencia que pone la imagen y lo que transmite sobre otros aspectos del producto, como la calidad, y hacia ellos y sus necesidades deben de orientarse buena parte de las estrategias de branding.


¿Es distinto el branding off-line, del branding digital?


Habrá ocasiones en las que necesitemos el branding digital como una extensión de nuestra marca, otras en las que lo que busquemos sea reconvertirnos y adaptar nuestro negocio al medio digital para resultar más competitivos o incluso que directamente creemos nuestra marca en un entorno digital y crezcamos en él de forma natural.


En cualquier caso, el branding digital siempre debe de ser acorde con el branding o imagen de marca de la empresa física, transmitiendo los valores de la marca, y enriqueciéndola con contenidos de valor que giren en torno a dichos intereses.


Con ello, la marca consigue hacer retornar valor en forma de compromiso, confianza, engagement o conversión a través de los medios físicos o digitales que posea la marca.


El proceso del branding, hasta que una empresa es claramente reconocible por sus seguidores es largo y hay que entender que ese plan de branding se establece por un razón concreta y tiene su finalidad, la venta, por lo que tenemos que tener en cuenta la parte de la comunicación empresarial.


La comunicación puede ser offline, a través de eventos, patrocinios, notas de prensa, publicidad... pero actualmente debemos fijarnos también en la comunicación digital, la web y las redes sociales, y todas las acciones deben de quedar fijadas en nuestra estrategia para ofrecer una imagen coherente.


Concretemos el Branding Digital


El branding no se ve, es algo etéreo que transporta al usuario a un mundo de emociones. La marca transmite una serie de valores que el usuario debe de asumir como propias para generar confianza, conversación y compromiso.


La comunicación de las marcas hasta la popularización de las redes era únicamente unidireccional, las marcas hablaban, pero no recibían feedback de sus usuarios, que, por supuesto que hablaban sobre la marca, pero no directamente con ella.


A través de las redes sociales se ha generado una comunicación multidireccional y multicanal que hace que podamos, para bien o para mal, entablar conversación con los usuarios de nuestros productos.


Conseguir precisamente ésto, provocar el compromiso y generar esta conversación es función del branding.


Piensa en tu propio producto o servicio, en aquello que te hace sentir o en cómo te facilita la vida o la enriquece, seguro que consigues transmitir a otros lo que te hace sentir a ti.


✅ Según escribía estas líneas, he recordado una película de la actriz Jennifer Lawrence, que trata sobre la fuerza que provoca conseguir transmitir las emociones que provoca el producto que tenemos entre manos.


'Joy' es una película basada en hechos reales, sobre una mujer que quiere lograr el sueño americano, hacer dinero a través de una gran oportunidad, una idea, en este caso una fregona, que ella misma crea y que consigue vender a través de la teletienda.


No es hasta el momento álgido de la película, cuando está a punto de perder su sueño, cuando consigue, a través de las emociones, conectar con el público que la ve a través de la televisión. Es un caso real y muy inspirador, que no se basa en el éxito fácil, si no en como construir tu branding personal para llegar a tu audiencia ¡Os la recomiendo!


Sabemos que la forma de comprar ha variado, también la forma de relacionarnos, nos hemos convertido e-buyers. Un gran porcentaje de la población, entre las que me incluyo, está preparada para comprar exclusivamente a través de internet y para elegir entre una marca y otra debemos de llegar a nuestros usuarios a través del branding.


Puedes cuidar el branding de la marca desde una perspectiva global, cuidando el branding personal, el de tus empleados y el de la propia marca. Nunca está demás mirar un poco más allá de lo que tenemos delante.


Definir nuestra estrategia de comunicación, personalizar y humanizar la marca, hacerla accesible, posicionar la marca en el mercado, transmitir los valores de la marca, definir nuestra estrategia de conversión, desarrollar nuestra propuesta de valor... son parte de los objetivos y del proceso que hay que trabajar con el fin de que los clientes se comprometan con ella y compren tus productos.


Los resultados del Marketing Digital y el branding como creación de la imagen de una marca, ya hemos señalado que no son algo inmediato, por el contrario requieren tiempo y mucho esfuerzo en diseño, segmentación, implementación, análisis y amplificación de la marca, y eso hay que tenerlo en cuenta para que no nos decepcionen las expectativas.


Diseña tu Estrategia de Branding


Enamorar puede responder a un flechazo, pero el amor hay que trabajarlo para que dure, incluso, en ocasiones, hay que darle tiempo para que madure y florezca, así que... ¡Trabaja la tierra, riega y da calor a tu marca y, a su debido tiempo, veras cómo llegan los frutos!


✅ Segmenta. Para saber a quién dirigimos nuestro producto o servicio es fundamental, y para ello siempre utilizamos el recurso de la buyer persona o la construcción de nuestro cliente ideal. Conocer a nuestro público y los valores que les mueven es fundamental.


✅Define. Los valores de la empresa, eso que también llamamos territorio de marca y que se identifica con nuestro producto o servicio y los valores y emociones que queremos transmitir con él.


✅ Comunica. Las historias llegan al inconsciente individual y colectivo, aunque parezca lo contrario, no es tan complejo, ya que la mente está preparada para emocionarse, para ser empatica y sentir las experiencias como suyas


✅Atiende. Entendemos como fundamental que una buena atención al cliente es uno de los pasos fundamentales para poder llegar a su corazón, por eso en redes sociales, donde la comunicación es casi siempre no verbal, la atención al cliente debe de convertirse en una prioridad. Por eso recordad responder con afecto y comprensión ¡siempre!


Por supuesto que hay más factores a tener en cuenta a la hora de diseñar tu estrategia, pero seguro que te servirán para empezar ¿Verdad?


¿Qué te ha parecido el post de hoy? ¿Ya tienes clara tu estrategia de branding? ¿Sabes definir los valores que definen o transmite tu marca? ¡Cuéntame, cuéntame! Estoy deseando escucharte.






















Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now