top of page

"La pasión es un sentimiento vehemente, capaz de dominar la voluntad y perturbar la razón"

Todo comenzó como comienzan las mejores historias, con una buena dosis de sueños, mucho de creatividad y alguna que otra bofetada de realidad.

Hoy parece casi un sueño, pero he atravesado mi propia odisea para llegar aquí, a este pequeño pueblo navarro, rodeada de nogales, trabajando al son del berreo de los corzos y el ulular de las lechuzas cuando se pone el sol.

Siendo madre de dos cabritillos que son el hilo conductor de cada uno de mis proyectos.

Comunicar, transmitir y conectar a las personas siempre ha sido mi centro.

Acabé la universidad como historiadora del arte (no quiero pensar cuántos años hace ya de eso) y me especialicé en gestión y comunicación cultural.

 

Pero no hay nada mejor para comunicar que transformar lo intangible en algo que se pueda tocar y encontré una nueva pasión, la educación no formal y la didáctica para museos y espacios culturales.


Fui creciendo en este mundo complejo de la cultura enriqueciendo mi formación en organizaciones como el Guggenheim, el Maritim de Barcelona, el César Manrique de Lanzarote y otros proyectos diversos dentro del panorama educativo y creativo.


Pero mi mundo se puso del revés cuando decidí ser madre.

Buscar una alternativa a la conciliación no fue tarea fácil, pero como el fénix, volví a reinventarme y a resurgir encontrando una profesión en la que volcar todo aprendido. 

Comencé como redactora digital de contenido de marca para blogs, escribiendo en mis largas noches de lactancia de madre primeriza.

Y mi pasión por escribir me permitió descubrir un mundo más allá, el Marketing Digital.

 

De la mano de Billie Sastre, la primera asesora digital en atención al cliente en redes sociales y Franc Carreras, uno de mayores expertos sobre transformación digital que existen en España.

 

Me interesé por el Copywriting, fundamental a la hora de comunicar "lo que sea" en el medio digital, y me he formado con los mejores profesionales del sector para perfeccionar mi experiencia.

 

Me he empapado de la honestidad y la pasión del copy de Rosa Morel y me he lanzado de cabeza a aprender junto a Javi Pastor, que me ha enseñado todo lo que sé sobre este mundo apasionante.

Pero con Maïder Tomasena como si me hubiera caído en la cabeza la manzana de Newton​, he vuelto a enamorarme de la comunicación.

Ya sabes, como ese día que miras a tu pareja y descubres un nuevo matiz en el color de sus ojos que te había pasado desapercibido. 

¡Son tantos años ya!

Pues eso, que no hay nada que me guste más que darle vidilla a mi profesión y que no me permito aburrirme de mi misma.

bottom of page